domingo, 14 de enero de 2018

El romano y la guerra (Vol.1)



El otro día dije que admitía sugerencias para entradas y un colega me dijo “tío, habla de los romanos”.

Como si fuera fácil ¿sabes?

El caso es que los romanos ocupan un nicho cronológico de casi mil años, ahí es nada. Y pese a eso, la gente tiende a pensar que los romanos ya nacieron como los romanos de Semana Santa, sin que evolucionaran demasiado en esos mil años.

La historia de Roma empieza con una monarquía, hasta que se cansan y echan al rey para instaurar una república senatorial. Al cabo de los siglos se cansan de la república como forma de gobierno y empiezan a probar el método imperial de hacer las cosas. Después de que varios emperadores fueran pusilánimes marionetas, decidieron que a lo mejor los tiarrones esos del norte eran mejores y que el sistema de caudillos guerreros era mejor que el de estirados emperadores.

Tipo disfrazado de "por favor, matadme porque no tengo los más mínimos conocimientos básicos sobre famosas civilizaciones de la Antigüedad". 

domingo, 7 de enero de 2018

domingo, 24 de diciembre de 2017

¡Feliz Navidad!

La semana pasada estuve a tope con mis cosas y no me quedó tiempo casi ni para respirar. Por eso no hubo actualización.

No quería quedar dos semanas seguidas en silencio (que además Nochevieja va a caer en domingo y serían tres semanas desaparecido) así que aprovecho que son "ESAS fechas" para felicitaros la Navidad. Si estáis leyendo esto es que me importáis, porque un blog sin lectores no es nada.

Quiero agradecer a los fans que me saludaron en el Salón del Cómic de Zaragoza. Ese tipo de cosas te llenan de ilusión.

¡Feliz Navidad a todos!

domingo, 10 de diciembre de 2017

Atila el pagafantas



Todo el mundo conoce la historia de Atila el Huno. Ese muchachote recio que conquistó media Europa a lomos de su caballo, que lo conocían con el pintoresco  mote de “El azote de Dios” y del que se decía que por donde pisaba no volvía a crecer la hierba. Pues era un pagafantas.

Atila había nacido a finales del siglo IV en algún punto de las llanuras del Danubio. Es difícil saberlo con exactitud porque los pueblos bárbaros no se caracterizan por una minuciosa burocracia. Para facilitar las cosas, pongamos que nació en el año 400. El lugar de nacimiento puede ser cualquier villorrio.

Para 434 Atila ya era rey y compartía la corona con su hermano Bleda. Que tampoco es para tirar cohetes porque los hunos eran de “coger sin pedir permiso” y no de “compartir es vivir” pero oye, eso que se lleva. Los hunos mantenían unas tensas relaciones con los romanos orientales: les gustaba su oro, pero no les gustaban los propios romanos.

No sabía que una página tan prestigiosa como "desmotivaciones.es" fuera tan pro-Atila. ¿Sabéis qué es eso? PARTIDISMO.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Italia en los años 20 y 30



El bueno de @QuimerusEther me dijo que le gustaría saber algo más de la Italia después de la Primera Guerra Mundial, Italia durante la Segunda Guerra Mundial e Italia en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial. No comprendo esa fijación por Italia pero parece ser que es buen tío.

Como las buenas cosas de esta vida (como los años 20), el fascismo bebe de la Primera Guerra Mundial. Os he hablado de la Marcha Sobre Roma, pero esta semana os hablaré de las razones por las que alcanza esa popularidad.

En las décadas de los años 20 y los 30, el fascismo era el sistema político más popular en Europa. Mussolini era visto como un modernizador y un personaje carismático en el que muchos querían reflejarse. El fascismo de identificaba con el progreso autoritario, con la violencia y con el ensalzamiento de los sentimientos frente a la razón (y sí, eso muchas veces incluía el ensalzamiento de la violencia).

Digamos que tras los horrores de la Primera Guerra Mundial, de los cuales el fascismo culpaba a las democracias y al sistema racional, la violencia también estaba de moda. La ciencia había permitido formas de matar más eficientes (ametralladoras, ataques de gas, artillería absurdamente potente…) que negaban el honor viril de la batalla. Al fascismo le sobraba una idealización del mundo militar cuando miraba con fascinación el combate mano a mano de la Edad Media.

¡Dame una M! ¡Dame una U! ¡Dame una S! ¡Dame otra S!...